Saltar al contenido
Historia de Venezuela

Marcos Pérez Jiménez

Marcos Pérez Jiménez
  • Nombre completo: Marcos Evangelista Pérez Jiménez.
  • Natalicio: 25 de abril de 1914. Michelena, estado Táchira, Venezuela.
  • Muerte: 20 de septiembre de 2001. Alcobendas, España. (87 años)
  • Profesión: Militar y político.
  • Duración de su mandato: 02 de diciembre de 1952 – 23 de enero de 1958.

Biografía de Marcos Pérez Jiménez

La biografía de Marcos Pérez Jiménez habla de un extraordinario y brillante militar venezolano que emprendió la carrera de las armas desde muy temprana edad, llegando a graduarse con los más altos honores en las academias donde estudió.

Gracias a esto, a su inteligencia y a la convulsión política del país en la época en la cual vivió, incursionó en la política hasta llegar al grado de ser presidente de Venezuela desde 1952 a 1958, estableciendo una férrea y tiránica dictadura donde la nación venezolana tuvo un gran avance.

¿Te gustaría saber más de su vida y obra? Si es así, te tengo una noticia ¡este es el sitio indicado para ti! Así que lo mejor que puedes hacer es ¡seguir leyendo este artículo!

Infancia y juventud

La niñez de este personaje se remonta a 1914, año en el cual llega a este mundo gracias a sus padres Juan Pérez Bustamante y Adela Jiménez. Recibiría el nombre de “Marcos Evangelista”.

La infancia de Marcos Pérez Jiménez transcurriría como cualquier otro niño de su época, jugando, aprendiendo cosas nuevas y por supuesto creciendo poco a poco. Cursaría los estudios primarios en su región natal y la secundaria en el colegio “Gremios Unidos” de la ciudad colombiana de Cúcuta.

En el momento que llega a ser un adolescente, se da cuenta que su pasión y lo que le gusta es la carrera de las armas.

Por esa razón, con tan solo 17 años se alista en la Escuela Militar de Venezuela. Desde el primer momento sorprendió a sus compañeros y profesores por su gran inteligencia y desempeño académico. ¡Imagínate! El primero de la clase en cuanto a las notas era él.

A tan solo dos años de haber ingresado, se graduaría y saldría con el rango de subteniente en 1933. No obstante, no se iba a quedar solamente con esa instrucción, por lo que en 1941 se va hacia Perú.

¿Sabías qué? Las notas más altas que ha tenido un militar egresado de la Academia Militar de Venezuela en toda su historia han sido las de Marcos Pérez Jiménez.

Y ¿Qué haría allí? Pues entrar a la Escuela Militar de Chorrillos para así especializarse militarmente. Sin duda, la educación que recibió en Venezuela más la que recibió en tierras peruanas, hicieron que se convirtiera en un militar sumamente hábil y con un amplio conocimiento.

Marcos Pérez Jiménez joven
Marcos Pérez Jiménez en su juventud.

En su regreso a Venezuela sería ascendido a capitán ya que sus superiores pudieron observar en él la gran instrucción que tenía para ese momento, siendo capaz de asumir responsabilidades con ese rango dentro del ejército.

Dentro de estas obligaciones están que fuera profesor de armas automáticas, balística, armamento de infantería y de empleo de la artillería en la misma casa de estudios donde había estudiado: la Escuela Militar venezolana.

A su misma vez se desempeñó como profesor de Servicios de Campaña e Informaciones en la Escuela de Aplicación de Infantería de Caracas y de doctrina de guerra. ¿Qué te parece?

Carrera política y militar de Marcos Pérez Jiménez

La carrera política de Marcos Pérez Jiménez iniciaría al entrar en la escena pública venezolana, siendo uno de los militares que daría el golpe de estado el 18 de octubre de 1945 con el que se derrocó al presidente para la época, Isaías Medina Angarita.

A partir de ese momento, la situación política del país entraría en una fuerte agitación. ¿Por qué razón? Porque a la caída de Medina, se formó una Junta Revolucionaria de Gobierno, la cual sería presidida por Rómulo Betancourt.

Este lo nombraría Jefe de Sección del Estado Mayor del ejército. Por supuesto, este era un cargo muy importante, lo que le permitió conocer a sus compañeros y ganarse su confianza y simpatía.

Esta Junta convocaría a elecciones presidenciales en 1948 donde resultaría electo el maestro Rómulo Gallegos por votación popular. Dentro de este gobierno, Pérez Jiménez sería miembro del Alto Mando Militar.

Tan solo nueve meses después que Gallegos hubiese tomado el poder, los miembros de este grupo militar le hacen un tipo de reclamos y solicitudes, ya que si no lo hacía no lo podían seguir manteniendo en la presidencia.

A pesar de esta amenaza, el presidente se niega a llevar a cabo lo que les estaban pidiendo. Ante esta negativa, Pérez Jiménez decide que hay que ir con un golpe para así sacarlo del gobierno.

Siendo el impulsor de este movimiento, el 24 de noviembre de 1948 el presidente Gallegos sería derrocado, colocando fin a la etapa histórica que es conocida como el “Trienio Adeco”. Este derrocamiento hizo que se formara una Junta Militar de Gobierno, la cual estaría comandada por el coronel Carlos Delgado Chalbaud.

Obviamente, siendo el promotor de esta insurrección, Pérez Jiménez no se iba a quedar fuera del gobierno por lo que llegaría a ser el Ministro de la Defensa durante este mandato.

Miembros de la Junta Militar de Gobierno 1948 a 1950
Marcos Pérez Jiménez, Carlos Delgado Chalbaud y Luis Felipe Llovera Páez, miembros de la Junta Militar de Gobierno (1948 – 1950)

Este cargo deja ver algo muy interesante ¿Qué será? Pues que era el hombre fuerte dentro de lo que conformaban esta Junta, debido a que contaba con la simpatía y el apoyo de los miembros de las Fuerzas Armadas.

En 1950 ocurre un suceso que marcaría la historia venezolana. Estamos hablando de nada más y nada menos que del asesinato de Delgado Chalbaud, presidente de la Junta Militar. Este homicidio despierta las alarmas y las sospechas que quien estaba detrás de todo esto era Pérez Jiménez ya que lo que quería era salir de él para así tomar el poder, aunque esto nunca llegó a confirmarse.

Ante este hecho, la Junta llegaría a denominarse Junta de Gobierno, la cual ahora sería presidida por Germán Suárez Flamerich. Dentro de esta nueva administración, conservaría su puesto de Ministro de la Defensa y miembro de la misma.

A partir de aquí, Pérez Jiménez sería quien llevara las riendas del país, aunque no de forma oficial, porque la figura del presidente Suárez Flamerich era de apariencia debido a que quien tenía el verdadero poder del país era él.

Germán Suárez Flamerich y la Junta de Gobierno
Germán Suárez Flamerich presidiendo la Junta de Gobierno (1950 – 1952) acompañado de Marcos Pérez Jiménez y Luis Felipe Llovera Páez.

Una prueba de eso es lo que sucedería en 1952, año en donde el gobierno convoca a una Asamblea Nacional Constituyente, la cual haría una nueva Constitución y elegiría a un nuevo presidente.

En este ambiente electoral, el régimen crearía su propio partido que sería llamado Frente Electoral Independiente (FEI). Aparte de este concurrirían otros dos partidos, Unión Republicana Democrática (URD) comandado por Jóvito Villalba y COPEI, presidido por Rafael Caldera.

Finalmente, estas elecciones se llevaron a cabo el 30 de noviembre de ese mismo año, donde ya al mediodía se sabía que URD estaba obteniendo la victoria. Al momento que esta información se coló, de inmediato el gobierno impuso la censura en los medios de comunicación para que no dijeran nada más.

En este ambiente en donde no se sabía que era lo que pasaba, los miembros del Consejo Supremo Electoral suspendieron el conteo de los votos. Cuál sería la sorpresa que el 02 de diciembre de 1952, Pérez Jiménez anuncia que quien había ganado las elecciones era el FEI (su partido).

Y no conforme con esto dio a conocer que los miembros de la Junta de Gobierno habían renunciado y que ahora él era el presidente de forma provisional. ¿Cómo te quedó el ojo? De esta manera, inicia el gobierno de Marcos Pérez Jiménez.

Gobierno de Marcos Pérez Jiménez

Meses después de haber asumido la presidencia de forma provisional, la Asamblea Nacional Constituyente, que había sido constituida gracias a un fraude electoral, lo juramenta como presidente constitucional de la República el 19 de abril de 1953 para el período presidencial 1953 – 1958.

Marcos Pérez Jiménez pronunciando su discurso inaugural
Marcos Pérez Jiménez pronunciando su discurso inaugural como presidente de Venezuela.

¿Sabías qué? Para el momento que asumió el cargo de presidente, Marcos Pérez Jiménez sería el Jefe de Estado más joven de todo el mundo para la época, teniendo tan solo 39 años.

Desde el primer momento, el gobierno de Marcos Pérez Jiménez tendría varias características. La primera, la persecución y la represión sin piedad a los opositores y miembros de los partidos políticos.

Imagínate que tanto era el sufrimiento que se vivía, que estas personas eran perseguidas, encarceladas, sometidas a trabajos forzados e inclusive enviadas a zonas del país con grandes carencias para que estuvieran recluidos en especie de campos de concentración, siendo estos los aspectos políticos de su mandato.

Para esta represión se hacía uso de un organismo que era llamado la “Seguridad Nacional” que como tal era la entidad que se usaba para dominar y reprimir a los que no estuviesen de acuerdo con la dictadura. Quien estaba al frente de ella era Pedro Estrada.

Pedro Estrada
Pedro Estrada, director de la Seguridad Nacional durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Por supuesto, el resultado de estas acciones era que la población sintiera un gran miedo y temor. Gracias a esto, durante todo el período que duró su gobierno, en el país no se movió una mosca en contra de su poder.

Y la segunda, la política de construcción de grandes obras, no solamente en la capital de la nación sino en todo el territorio nacional. Estas acciones estarían enmarcadas en el lema de su gobierno que sería “El Nuevo Ideal Nacional”.

Dentro de las obras de Marcos Pérez Jiménez, tenemos una serie de infraestructuras de gran magnitud e importancia que se construyeron durante su presidencia, como son el teleférico de Caracas, las torres del Silencio, el Hotel Humboldt, el hospital Universitario de Caracas, la autopista Francisco Fajardo, el Paseo Los Próceres, la ciudad Universitaria, entre muchas otras más.

Pero sin duda, la más significativa y la que causó más impacto fue la Autopista Caracas – La Guaira, la cual permitía tener una comunicación entre estas dos importantes ciudades y así facilitar el turismo y la actividad económica.

Autopista Caracas La Guaira, año 1953
Autopista Caracas – La Guaira, año 1953.

Otra característica de este período presidencial fue el incentivo en la población venezolana de sentirse orgullosos por su patria, su nación y los próceres de la independencia.

Todo esto estaba enmarcado dentro de lo que se conocía como “La Semana de la Patria”, la cual era una actividad que se realizaba en todo el país y terminaba el día 05 de julio de cada año, fecha en la cual se conmemora la Independencia de Venezuela.

Semana de la Patria
Desfile de la Semana de la Patria.

Todo el mundo estaba obligado a participar en estas actividades, ya que el que no lo hiciera tendría sus consecuencias. Como anécdota, en un momento Rafael Caldera viendo aquello mencionó: “Parece que es más fácil militarizar a los civiles que civilizar a los militares”.

Obviamente a ninguna persona y muchísimo menos a un político le gusta que lo llamen dictador, así que para tratar de tapar el sol con un dedo, era común escuchar una canción en la radio con la que se buscaba promocionar la constitucionalidad del gobierno, la cual llevaba como título «Coronel Marcos Pérez Jiménez, presidente constitucional».

Aquí abajo te dejamos un vídeo donde podrás escuchar la música y letra que se escuchaba en esta época.

Hablando de los aspectos económicos, durante el mandato de Pérez Jiménez la economía nacional se mantuvo muy estable debido a los ingresos petroleros, ya que desde hacía algún tiempo el petróleo era la principal actividad económica del país lo que tuvo como resultado que existieran suficientes ingresos.

Con respecto a las viviendas, Pérez Jiménez desarrolló una política bastante eficiente donde se buscaba reemplazar los ranchos que abundaban en el territorio por la construcción de casas y urbanismos, dándole así atención a los aspectos sociales. Una prueba evidente de esto es el urbanismo 02 de diciembre, conocido en la actualidad como la parroquia 23 de enero.

En cuanto al tema del petróleo, mantuvo una muy buena relación con las empresas petroleras y no era para menos, ya que gracias a los ingresos que estaba recibiendo el Estado por esta actividad se realizaba la construcción de obras.

¿Sabías qué? Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez se llegó a uno de los salarios mínimos más altos de toda la historia, siendo de 76 bolívares lo que equivalía a 6700$.

A pesar de lo férrea de su dictadura, abrió las puertas del país para que todas las personas del exterior pudieran hacer vida en Venezuela. Esta oportunidad fue aprovechada por un sinfín de europeos que afectados por las condiciones que había dejado la Segunda Guerra Mundial, emigraron hacia nuestro país.

El 13 de febrero de 1954 recibiría una enorme distinción por parte del embajador de los Estados Unidos de América, quien le concede la condecoración “Legion of Merit” ó Legión del Mérito.

Marcos Pérez Jiménez recibiendo la medalla Legión del Mérito
Marcos Pérez Jiménez recibiendo la medalla «Legión del Mérito».

¿Sabías qué? Marcos Pérez Jiménez ha sido hasta ahora el único venezolano que ha recibido este galardón, el cual es el más alto que otorga el gobierno estadounidense a los extranjeros.

Pero allí no pararon los premios durante su mandato, debido a que en 1955 sería ascendido a General de Brigada y dos años más tarde a General de División. Sin duda, llegó a lo más alto de su carrera como militar.

Dentro de este ambiente, con el que se buscaba modernizar a la nación venezolana, transcurrió su régimen por el tiempo estipulado. No obstante, al acercarse el año 1958 comenzó un despertar en el país. ¿Por qué razón?

Porque según la Constitución vigente, ese año había que convocar a elecciones presidenciales. Recuerda que el período que estaba ejerciendo era de 1953 a 1958. Ante esto, los partidos políticos y dirigentes que trabajaban en secreto tanto dentro del territorio nacional como en el exterior, comenzaron a afinar sus estrategias.

Pero al final esto no llegó a nada, porque en ningún momento pensaron que el dictador tenía una carta debajo de la manga.

Plebiscito de 1957

Teniendo en cuenta que las elecciones estaban a la vuelta de la esquina, las organizaciones políticas llegaron al acuerdo de tener un candidato único, el cual sería el joven Dr. Rafael Caldera.

Para ese momento, Caldera hacía vida pública en el país y gozaba de libertad. Pero cuando el régimen se entera de su inminente candidatura, lo arresta y lo encarcela. Ante este suceso, los dirigentes políticos siguieron sus discusiones para ver que iban a hacer.

Por su parte, Pérez Jiménez no se arriesgó a que le sucediera lo mismo que le había pasado en 1952, cuando convocó a elecciones para escoger una Asamblea Nacional Constituyente y las perdió.

Por esa razón, dejaría a todos boquiabiertos cuando en un mensaje al Congreso indica que no van a haber elecciones sino que se organizaría un plebiscito en donde la población iba a decidir si lo querían cinco años más en el poder o no.

Esta noticia produjo un gran malestar y descontento, no solamente en los ciudadanos sino también en el seno de los militares, quienes hasta ese momento eran los que habían apoyado al gobierno de una manera incondicional.

Ante esto, los dirigentes políticos llegaron a la conclusión de que tenían que dejar a un lado sus diferencias y unir fuerzas para sacar de una vez al dictador del gobierno.

Esto hizo que se formara en secreto una “Junta Patriótica”, la cual estaba formada por líderes de los partidos Acción Democrática (AD), Unión Republicana Democrática (URD), COPEI y el Partido Comunista.

Finalmente, el régimen llevó a cabo su plebiscito donde en ningún momento se llegaron a contar los votos. El resultado oficial fue que la opción ganadora había sido la que apoyaba la continuidad del presidente.

Con estos resultados, la trampa estaba hecha y de esta manera Marcos Pérez Jiménez fue proclamado presidente de la República para el período constitucional 1958 – 1963. Aparentemente, todo había salido como se quería y venían cinco años más en el poder.

No obstante, todo esto hizo que comenzara un despertar en el país, no solamente en el plano político sino también en la ciudadanía y sobre todo en las Fuerzas Armadas. Todo esto llegaría a verse claramente en los primeros días de 1958.

Derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez (Golpe de estado 23 de enero de 1958)

Luego de la farsa del plebiscito, comenzó a fracturarse la unidad que había dentro de los militares. Esto hizo que en la madrugada del 01 de enero de 1958, Pérez Jiménez se llevara una gran sorpresa porque estaba en marcha una intentona golpista que buscaba sacarlo de poder.

Afortunadamente y después de día y medio de combate, esta insurrección fue controlada. Pero desde este suceso, no había marcha atrás, la caída de su dictadura era inminente.

En Caracas y en otras partes del país, comenzaron a haber protestas contra el gobierno. A medida que pasaba el tiempo, más y más unidades de las Fuerzas Armadas desconocían su autoridad y le plantaban cara desafiándolo.

Manifestaciones contra Marcos Pérez Jiménez
Manifestaciones contra Marcos Pérez Jiménez.

Dentro de este ambiente, un grupo de soldados se colocan en contacto con los miembros de la Junta Patriótica, los cuales le pidieron que convocaran una huelga general para el día 21 de enero de ese mismo año.

Inmediatamente, esta huelga se convocó y se cumplió al pie de la letra. Caracas se paralizó de una forma completa. El día 22 amanece y llega a su fin sin ningún pronunciamiento.

Sin embargo, ese día los cadetes de la Escuela Militar se levantan contra el gobierno. De inmediato, los grupos leales a Pérez Jiménez se reúnen con él y le indican que están dispuestos a bombardear a la Escuela y así se solucionaba el problema.

Su respuesta sería la siguiente frase: “Yo no mato a cadetes”. Sin que esto fuera suficiente, las guarniciones del país y los jefes de las Bases Navales le piden su renuncia.

Viendo esta situación y dándose cuenta que ya no podía hacer nada, decide agarrar sus macundales e irse del país en el avión presidencial “La Vaca Sagrada” en la madrugada del 23 de enero de 1958, produciéndose así su caída y derrocamiento. Este sería el fin de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez.

Avión La Vaca Sagrada
Avión «La Vaca Sagrada», en donde Marcos Pérez Jiménez emprendió su huida el 23 de enero de 1958.

Últimos años de Marcos Pérez Jiménez

Sacado del gobierno, el primer lugar donde pisaría tierra Marcos Pérez Jiménez sería República Dominicana donde sería recibido por el dictador dominicano Rafael Leónidas Trujillo. Sin embargo, previniendo de cualquier cosa que le pudiera pasar, días después se va y se refugia en los Estados Unidos.

Allí estaría hasta 1963, año en el cual se logra su extradición a Venezuela. A su llegada es detenido en la cárcel “Modelo” y acusado de corrupción y malversación de fondos del Tesoro Público Nacional.

Finalmente es sentenciado a cuatro años de prisión. No obstante un mes y quince días antes de completar su condena es liberado por haber cumplido la mayor parte de su pena. Estando en libertad, resuelve irse a España donde establece su residencia.

Casa de Marcos Pérez Jiménez en España
Interior de la casa de Marcos Pérez Jiménez en España.

En 1968, sus partidarios en Venezuela fundan el partido “Cruzada Cívica Nacionalista” (CCN) con el que lo lanzan como candidato a Senador. Para sorpresa de todos resultaría electo.

Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia invalidó esta elección declarando que era ilegal porque primero no se encontraba dentro del territorio nacional y segundo porque no se había inscrito como votante en el Registro Electoral permanente.

Pero los intentos de llevarlo nuevamente al poder no se quedaron allí. En 1973 fue postulado para las elecciones presidenciales por el CCN. Al ver la potencial amenaza que pudiera ganar los comicios y convertirse en presidente, los dirigentes de los partidos mayoritarios emprendieron una acción. ¿Cuál sería?

Proponer y aprobar una enmienda constitucional en el Congreso Nacional para así inhabilitar la elección para presidente, senador o diputado de quienes hubiesen sido condenados a una pena superior a tres años por delitos cometidos en el desempeño de sus funciones públicas.

Con esto, se acabaron todas las esperanzas de los partidarios de Pérez Jiménez de traerlo a Venezuela para que volviera a tomar el poder. En sus últimos años estaría residenciado en tierras españolas y apartado de la vida pública venezolana.

En 1998, su salud comenzaría a deteriorarse como nunca antes y no era para menos ya que era una persona de avanzada edad, teniendo 84 años. Ese mismo año es víctima de un accidente cerebro vascular que estuvo a punto de quitarle la vida.

Por fortuna, pudo recuperarse de este incidente. Sin embargo, ya su salud no daba para más. A medida que pasaba el tiempo, se complicaba más y más, tanto que llegó un momento que perdió la noción y el conocimiento.

Finalmente, el 20 de septiembre de 2001 se produciría su muerte en su residencia de Alcobendas, España, producto de un ataque al corazón. A pesar del deseo de traer sus restos a Venezuela, esto no se pudo concretar, por lo que su cuerpo fue incinerado un día después de su muerte.

De esta manera, este personaje venezolano pasó a la eternidad con la esperanza por parte de sus familiares de traer sus cenizas a la tierra que lo vio nacer y por la que trabajó tanto.

Conclusiones

En resumen, ¿Quién fue Marcos Pérez Jiménez? Haciendo una biografía corta de su vida y obra, fue una de las personas que sin lugar a dudas marcó la historia venezolana del siglo XX en un antes y un después.

A pesar de lo corto de su gobierno, en comparación con sus antecesores, emprendió una construcción de grandes obras, las cuales superaron en número a todas aquellas que pudieron realizar los presidentes que gobernaron antes de él.

Muchas de las obras realizadas durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez están vigentes hasta el día de hoy, con las que buscaba modernizar a Venezuela y hacer que estuviera a la vanguardia de la actualidad para la época en la cual gobernó.

En conclusión, a pesar de estos innegables logros, en ningún momento pueden servir para negar la férrea dictadura que ejerció durante el tiempo que mandó, donde se sometían a grandes torturas a aquellos que no estaban de acuerdo con su política.

¿Qué opinas de este artículo? ¡Coméntanos!

Amamos la historia de Venezuela. ¿Qué te parece esta información? Si tienes alguna duda o comentario, háznosla saber y lo más pronto posible te daremos respuesta. Te invitamos a que puedas compartir este artículo en tus redes sociales si fue de tu agrado.

Nos interesa saber tu opinión ¡Comenta!

Configuración