Saltar al contenido
Historia de Venezuela

Rómulo Gallegos

Rómulo Gallegos
  • Nombre completo: Rómulo Ángel del Monte Carmelo Gallegos Freire.
  • Natalicio: 02 de agosto de 1884. Caracas, Venezuela.
  • Muerte: 05 de abril de 1969. Caracas, Venezuela. (84 años)
  • Profesión: Escritor y político.
  • Duración de su mandato: 17 de febrero de 1948 – 24 de noviembre de 1948.

Biografía de Rómulo Gallegos

La biografía de Rómulo Gallegos habla de un honorable y respetado escritor venezolano que con una gran preparación intelectual pudo desarrollar una excelente carrera como novelista.

Debido a la época en la cual vivió y gracias a su amplio conocimiento, fue prestado a la política donde fue escogido por la mayoría de los venezolanos como presidente de Venezuela en el año de 1948, sin saber que su presidencia terminaría accidentada y como nadie se lo esperaba.

¿Te gustaría saber más acerca de su vida y obra? Si es así ¡No te preocupes! Este es el sitio indicado para ti ¡Sigue leyendo este artículo!

Infancia y juventud

La infancia de Rómulo Gallegos comenzaría en 1884, año en el cual nace dentro del matrimonio constituido por sus padres Rómulo Gallegos Osío y Rita Freire Guruceaga. Como cualquier otro niño de su época, al llegar a la edad necesaria comenzaría sus estudios primarios.

Luego de un tiempo y con tan solo diez añitos ingresaría al Seminario Metropolitano para comenzar así su carrera eclesiástica. No obstante, esto no llegaría a llevarse a cabo. ¿Por qué razón?

Porque a los dos años de haber iniciado este rumbo, la vida le daría un golpe muy duro con la muerte de su madre. ¡Imagínate! Apenas era un carricito que rondaba los 12 años de edad cuanto tuvo que enfrentar esta pérdida.

Esto hizo que saliera del seminario donde estaba estudiando para así apoyar a su padre en el sustento de la familia. Cuando todo esto pasó y las aguas volvieron a su cauce, regresaría a formarse académicamente en el colegio Sucre de Caracas.

Finalmente y a pesar de grandes dificultades, se graduaría como bachiller de la República en 1902. Inmediatamente y sin perder el tiempo se inscribe en la Universidad Central de Venezuela para convertirse en abogado.

Aquí se volvería a repetir la historia con lo que le había pasado anteriormente, porque a tan solo tres años de haber comenzado el estudio de la abogacía los abandona en 1905. Y ahora ¿qué fue lo que pasó?

Como tal dos cosas, la primera fue que le había salido un trabajo. ¿Cuál sería? Ser el jefe de la estación del Ferrocarril Central de la ciudad capital. La segunda razón sería que comenzaría el amor hacia las letras, por lo que se enrumbó hacia esa área iniciando así su carrera como escritor.

Por otro lado, para esta época también se dio tiempo para el amor. Es allí cuando queda flechado por una señorita de nombre Teotiste Candelaria Arocha Ergui. Después de un tiempo de amorío intenso, ambos se casarían en 1912.

Rómulo Gallegos y Teotiste Arocha
Rómulo Gallegos junto a su esposa Teotiste Arocha.

Carrera literaria de Rómulo Gallegos

Rómulo Gallegos iniciaría su carrera como escritor, relacionándose con el mundo de las tablas, es decir del teatro. Allí tendría la oportunidad de conocer a varias personas destacadas que tuvieron una gran influencia en él.

De esta manera, comienza a escribir en una revista semanal llamada “La Alborada” en la cual se relataba distintos textos relacionados con la obra teatral. Desde un principio, a pesar de la poca experiencia que tenía, sorprendió a todos por su manera de redactar.

A medida que el tiempo transcurría, comenzó a escribir un sinfín de obras entre las que se encuentran “Los ídolos”, “El milagro del año”, “El motor”, entre muchas otras más.

En 1913 publicaría uno de sus primeros cuentos, llamado “Los aventureros”. Siete años después saldría su primera novela: “El último solar”. En este punto es donde comenzaría a ser autor de obras dramáticas.

¡Imagínate! Ya para ese entonces, aparte de ser narrador y escritor de cuentos empezaría a escribir los guiones de obras que luego serían presentadas en las tablas o hasta en el cine. Esto sin duda deja ver la gran preparación y amor que sentía por el oficio que realizaba.

En sus escritos, sobre todo en sus novelas, plasmaba la vida y las condiciones del sector campesino de Venezuela. Aparte de esto, siempre buscaba la manera de relatar en sus obras las problemáticas de la nación venezolana.

Una prueba de ello es “El forastero”, una novela que escribió en 1922 en donde hablaba como muchas personas estaban fuera del país gracias a la dictadura de Juan Vicente Gómez. No obstante, por temor a lo que pudiera ocurrir, la publicó veinte años después, cuando el dictador estaba en el mundo de los acostados.

En 1927 viajaría a la región central de país, específicamente a la región llanera, para así inspirarse en el ambiente de esa zona y escribir una nueva novela. El resultado de este viaje sería “Doña Bárbara” publicada en 1929.

Para muchos este fue el mejor escrito que realizó durante su carrera y con el que se hizo conocido en el mundo entero, ya que reflejó de la manera más extraordinaria posible la problemática que existía para ese entonces.

En 1932, recogería sus macundales y se va a la madre patria, España. Allí tuvo la oportunidad de concluir dos obras también muy conocidas, “Cantaclaro” y “Canaima”. Tanta era la calidad de sus escritos que estas obras serían utilizadas más tarde para realizar películas en México. ¿Cómo te quedó el ojo?

Con la muerte de Gómez, regresaría a Venezuela en 1937 donde escribe “Pobre Negro”. En 1943 produce “Sobre la misma tierra” y en 1951 “La brizna de paja en el viento”.

Al llegar 1952, iniciaría a escribir su última novela llamada “Tierra bajo los pies”, obra que no vería la luz hasta 1973, año en la que la publica. ¡Imagínate! 21 años después de haberla escrito es cuando la saca a la luz.

Sin duda, esto causa curiosidad ¿verdad? ¿Por qué en este caso esperó tanto? La respuesta radica en que desde hacía varios años, no estaba dedicado únicamente a la escritura, ya que había comenzado a inmiscuirse en la política.

Carrera política de Rómulo Gallegos

El inicio de la carrera política de Rómulo Gallegos sería alrededor de 1931, cuando el propio Juan Vicente Gómez lo designa como Senador ante el Congreso de la República por el estado Apure.

Sin lugar a dudas, este era un cargo muy importante y de gran renombre. No obstante, duraría en él escasos meses, debido a que renunciaría por no estar de acuerdo con las condiciones políticas que se vivían en plena dictadura.

Sin embargo, este no sería el fin de su actividad como político ya que ahora es que empezaba. En 1936 llegaría a formar parte de nada y más nada menos que del gabinete del presidente Eleazar López Contreras, teniendo la responsabilidad de comandar el Ministerio de Educación.

Con esta responsabilidad buscó la manera de reformar el sistema educativo nacional para así hacerlo más eficiente. Pero al final no lo logró hacer, debido a que los cambios que realizaba eran rechazados por el Congreso que estaba dominado por los partidarios del antiguo dictador Gómez.

Al verse de manos atadas en este sentido, prefirió renunciar y así acabar con el problema. En 1937, resultaría electo como Diputado al Congreso de la República. Como era obvio, con este cargo se codeó con otros compañeros políticos y con las altas personalidades del gobierno.

Al acercarse 1941, año en el cual se tenían que hacer elecciones para elegir al sucesor del presidente López Contreras, el partido Acción Democrática lo contacta y lo lanza como candidato a la presidencia. ¿Qué tal?

A pesar de haber obtenido unos cuantos votos en el Congreso, sería derrotado por el general Isaías Medina Angarita, por lo que estuvo a puntico de llegar a Miraflores, quedando en segundo lugar.

Ante este resultado desfavorable, no se quedó de brazos cruzados. En 1945 sería uno de los que apoyarían el golpe de estado contra el general Medina, impulsado por Rómulo Betancourt, uno de los fundadores de AD.

Cuando las aguas se calmaron y la Junta Revolucionaria de Gobierno convoca a elecciones presidenciales por medio del voto secreto, universal y directo en 1947, Gallegos volvería ser candidato por Acción Democrática.

Cuál sería su sorpresa que de los tres candidatos, él saldría elegido por la mayoría de la votación popular con 871.752 votos. De esta manera el 17 de febrero de 1948 inicia el gobierno de Rómulo Gallegos cuando toma posesión de su cargo para el período presidencial 1948 – 1953.

Toma de posesión de Rómulo Gallegos
Rómulo Gallegos tomando posesión como presidente de Venezuela.

¿Sabías qué? Rómulo Gallegos fue el primer presidente de Venezuela elegido por voto secreto, universal y directo.

Gobierno de Rómulo Gallegos

¿Quisieras ver un extracto del discurso que dio Rómulo Gallegos al momento de asumir como presidente de Venezuela? Si así lo deseas, te animamos a ver el siguiente vídeo.

Dentro de las características más destacadas del gobierno de Rómulo Gallegos tenemos que aumentó la participación del Estado venezolano en el negocio de la explotación petrolera. En ese momento las compañías internacionales tenían un alcance del 57% y Venezuela 43%.

Es allí cuando reformó esto y los colocó en un porcentaje equivalente de 50%, lo que comúnmente es conocido como “fifty-fifty”. A partir de aquí los ingresos que provinieran de la actividad petrolífera serían repartidos en partes iguales.

¿Sabías qué? Rómulo Gallegos fue el presidente que decretó el Araguaney como árbol nacional de Venezuela el 29 de mayo de 1948.

A pesar de que había sido electo por un período de cinco años, la presidencia de Gallegos sería muy corta y efímera. ¿Por qué razón? Porque resulta que el 23 de noviembre de 1948 el Alto Mando Militar, comandado por el coronel Carlos Delgado Chalbaud, quien era su Ministro de Defensa y a quien consideraba como un hijo, se reúne con el.

Rómulo Gallegos y Carlos Delgado Chalbaud
El presidente Rómulo Gallegos junto a su Ministro de Defensa, Carlos Delgado Chalbaud.

¿Cuál era el objetivo de esta reunión? Exigirle que hiciera ciertos cambios en su gobierno y tomara algunas medidas. Por ejemplo le pidieron que no gobernara en nombre de un solo partido, sino que lo hiciera a favor de todos los sectores de país. Además le solicitaron que expulsara del país a Rómulo Betancourt.

Todas estas solicitudes fueron rechazadas. En ningún momento pensó que la negativa ante estos requerimientos, causaría que un día después se presentaran nuevamente los mismos militares con un piquete de soldados.

Extrañado ante esta situación, Gallegos pregunta “¿Quién puede colocar preso al presidente de la República?”. Esto conllevó la siguiente respuesta: “El Alto Mando Militar”. De inmediato, es apresado y expulsado del país.

De esta manera, a tan solo nueve meses de haber iniciado su gobierno, se produce su derrocamiento el 24 de noviembre de 1948 y finaliza el período histórico que es conocido como “El Trienio Adeco” el cual había iniciado en 1945 con el derrocamiento de Medina Angarita y la constitución de la Junta Revolucionaria de Gobierno.

Últimos años de Rómulo Gallegos

Habiendo sido sacado del poder, Rómulo Gallegos se iría con el rabo entre las piernas rumbo al exilio. Su primera parada sería la isla de Cuba. Allí no duraría mucho tiempo, por lo que se va a México, donde establece su residencia en 1949.

Viviría en tierras mexicanas alrededor de nueve años, ya que en el momento que la dictadura de Marcos Pérez Jiménez es derrotada en 1958, inmediatamente se regresa a Venezuela.

Su regreso sería recibido con mucha alegría por los partidarios del sistema democrático. Aunque recibiría muchas invitaciones para reintegrarse en la política nacional decide no formar parte de ella.

Sin embargo, este no sería su fin como persona respetada de la sociedad venezolana, debido a que en 1960 recibiría el honor de ser elegido como presidente de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH)

Desempeñaría este cargo hasta 1963. A partir de allí viviría en Caracas de forma permanente. A medida que el tiempo pasaba, su salud también se iba deteriorando poco a poco.

Es así como su vida llegaría a su fin en 1969, cuando se produce su muerte a la edad de 84 años. Sus restos serían sepultados junto a los de su esposa Teotiste, en el Cementerio General del Sur. En 1994 el presidente para ese entonces, Rafael Caldera, decretó que sus restos fueran llevados al Panteón Nacional.

No obstante, esto nunca llegó a concretarse porque su última voluntad fue estar enterrado al lado de quien fuera su esposa y compañera de vida. Por lo cual, su cuerpo sigue reposando allí hasta el día de hoy, aunque según ciertas fuentes señalan que sus restos fueron profanados.

Tumba de Rómulo Gallegos
Tumba de Rómulo Gallegos en el Cementerio General del Sur.

Conclusiones

En resumen, ¿Quién fue Rómulo Gallegos? Haciendo una biografía corta de su vida y obra, fue un ciudadano con una gran educación, algo que demostró durante toda su vida, llegando a ser un novelista de altura.

A su misma vez, fue una persona que fue prestado a la política para llevar las riendas de la tierra que lo vio nacer por un período de apenas nueve meses.

A pesar de lo accidentado de su mandato, su gobierno, sus obras literarias y su ser, serán recordados por todos los tiempos por haber sido un venezolano que dio a conocer su amor por Venezuela.

Durante su carrera como escritor, realizó varios aportes a la literatura gracias a un amplio movimiento literario que le permitió realizar un sinfín de obras y de libros, siendo las más importantes «Doña Bárbara»,«Pobrenegro», «Cantaclaro» y «La Trepadora».

A pesar de su corto mandato, en el gobierno de Rómulo Gallegos se consiguieron varios hechos importantes, como por ejemplo la creación de una comisión que estudiara y planificara la explotación petrolera, y la preparación de un plan que promoviera la inmigración.

De la misma manera, le dio atención a los aspectos sociales con el impulso de la educación y la ampliación de las redes de comunicación, tanto terrestres como aéreas, ya que se pudo construir alrededor de 25 aeropuertos medianos y se mejoraron los aeropuertos principales para así facilitar el traslado de la ciudadanía venezolana.

En conclusión, Gallegos será un hombre querido y recordado en la historia de este país, que ha quedado demostrado en varias avenidas, municipios e instituciones educativas que llevan su nombre en reconocimiento, como por ejemplo la Universidad Rómulo Gallegos.

De la misma manera el premio Rómulo Gallegos da demostración de ese afecto al premiar a las novelas latinoamericanas y de todo el mundo hispanohablante.

¿Qué opinión te merece este artículo? ¡Danos tu opinión!

Somos amantes de la historia de Venezuela ¿Qué te pareció esta información? Si tienes alguna duda o comentario, háznosla saber y lo más pronto posible te responderemos. Te invitamos a que puedas compartir este artículo en tus redes sociales si fue de tu agrado.

Nos interesa saber tu opinión ¡Coméntanos!

Configuración