Saltar al contenido
Historia de Venezuela

Rafael Caldera

Rafael Caldera
  • Nombre completo: Rafael Antonio Caldera Rodríguez.
  • Natalicio: 24 de enero de 1916. San Felipe, estado Yaracuy, Venezuela.
  • Muerte: 24 de diciembre de 2009. Caracas, Venezuela. (93 años)
  • Profesión: Maestro, abogado, sociólogo y político.
  • Duración de su mandato: Primer período 11 de marzo de 1969 – 12 de marzo de 1974. Segundo período 02 de febrero de 1994 – 02 de febrero de 1998.

Biografía de Rafael Caldera

La biografía de Rafael Caldera habla de un respetado e importante abogado y sociólogo venezolano que desde el primer momento de su vida demostró su inteligencia y preparación, lo que le permitió ser una de las figuras venezolanas más importantes del siglo XX.

Gracias a eso y al pueblo venezolano llegó a ser presidente de Venezuela desde 1969 a 1974 y luego desde 1994 a 1999, donde emprendió acciones encaminadas a la pacificación del país. Ante eso, su figura es recordada hasta la actualidad como el «presidente de la pacificación».

Ahora bien ¿Quisieras tener más detalles de su vida y obra? Si es así, lo mejor que puedes hacer es ¡seguir leyendo este artículo! 

Infancia y juventud

Hagamos un viaje en el tiempo y situémonos en 1916, año en el cual comienza la infancia de Rafael Caldera. Nacería dentro del matrimonio conformado por sus padres Rafael Caldera Izaguirre y Rosa Sofía Rodríguez.

Sería el hijo del medio, ya que tenía una hermana mayor llamada Rosa Elena y años más tarde llegaría la menor, a quien llamaban cariñosamente Lola. Todo parecía indicar que iba a tener una infancia muy bonita, pero lamentablemente esto no fue así.

¿Por qué razón? Porque con tan solo dos añitos, perdería a su madre en la muerte. Como te podrás imaginar este fue un golpe muy duro para él debido a que no contó con la figura materna en su crecimiento y desarrollo.

Ante la ausencia de su mamá, sería llevado a la casa de una tía materna de nombre María Eva, quien completaría de criarlo. A medida que fue pasando el tiempo, obviamente también fue creciendo.

Cursaría sus estudios primarios en su ciudad natal, San Felipe. Al terminarlos, su familia decide enviarlo a Caracas para que estudiara el bachillerato allí. Este viaje finalmente se logra e ingresa al Colegio San Ignacio de Loyola.

Allí recibiría la instrucción por parte de jesuitas, los cuales tendrían una gran influencia en él en cuanto a la educación cristiana. Tanto fue que así que llegó a desempeñarse como Secretario de la Juventud Católica Venezolana.

A su misma vez, durante esta época se destacó por ser un jovencito muy inteligente y con grandes habilidades. Al graduarse de bachiller, decide seguir los mismos pasos de su padre, quien era abogado.

Por eso, se dispone a estudiar la carrera de Derecho en la Universidad Central de Venezuela. No obstante, se consigue con un problema. ¿Cuál sería? Que las inscripciones estaban cerradas, por lo que tenía que esperar.

¿Qué haría durante este tiempo? En vez de quedarse de brazos cruzados, comienza a estudiar la figura de Andrés Bello y realiza una biografía acerca de él, influenciado por Caracciolo Parra León, quien más tarde sería su profesor en la Universidad.

Cuál sería su sorpresa, que meses después, recibiría un premio por parte de la Academia Venezolana de la Lengua, catalogando su ensayo como uno de los mejores que se habían escrito hasta ese momento. ¿Qué tal?

Carrera profesional de Rafael Caldera

A pesar de ser tan solo un estudiante de Derecho, con apenas veinte años comenzó la carrera profesional de Rafael Caldera al ocupar la subdirección de la Oficina del Trabajo, puesto que le permitiría ser uno de los redactores de la Ley del Trabajo, la cual entró en vigencia en 1936.

Debido a su preparación y eficacia, un año después comenzaría a laborar en la Oficina Internacional del Trabajo en Venezuela. Para 1939 se gradúa como abogado con los más altos honores. Por supuesto, de inmediato busca la manera de ejercer su carrera.

Luego de algún tiempo trabajando particularmente, empezaría a desempeñarse como profesor en la misma casa de estudios donde estudió, la Universidad Central de Venezuela, en 1943.

Allí sería profesor de Sociología Jurídica y de Derecho del Trabajo, cargo que alternó tanto en la UCV como en la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), lugar donde también comenzaría a ejercer como maestro dictando ambas materias.

Sin duda, esto deja ver el amplio conocimiento y aprendizaje que tenía el joven Rafael Caldera, a pesar de tan corta edad. Una prueba evidente de eso es que después de ocho años siendo profesor, comenzaría a recibir títulos honoríficos en un sinfín de universidades a lo largo del mundo.

El primero se lo otorgaría la Universidad Mayor de San Marcos, de Lima, Perú, confiriéndole el reconocimiento de Catedrático Honorario. A partir de allí, sería galardonado con más de de cuarenta distinciones por instituciones de gran renombre.

Dentro de las más sobresalientes están las universidades de Italia, Lovaina, Nebraska, China y Francia. Así como también la Hebrea de Jerusalén, la Católica de Washington, entre muchas otras más.

Al llegar el año 1953, comenzaría a inmiscuirse en el mundo de la política venezolana, ingresando a la Academia de Ciencias Políticas y Sociales. En 1961 tendría la responsabilidad de presidir el comité organizador de la Asociación Latinoamericana de Sociología.

Sin que esto fuera suficiente para él, también se incorporó a la Academia Venezolana de la Lengua y se desempeñó como presidente del Instituto Venezolano de Derecho del Trabajo y de la Asociación Venezolana de Sociología.

Vida sentimental de Rafael Caldera

Rafael Caldera iniciaría su vida amorosa poniéndole el ojo a una jovencita muy atractiva llamada Alicia Pietri. Desde el primer momento que la vio, quedó perdidamente enamorado de ella.

Es así como después de algunos meses de un apasionante romance, se casa con ella en 1941 contando apenas con 25 años. De inmediato, comenzaron a llegar los retoños producto del amor que se daban continuamente.

Alicia Pietri de Caldera
Alicia Pietri de Caldera, esposa de Rafael Caldera.

En total, Caldera junto a su esposa tuvo seis hijos de nombres Mireya, Cecilia, Juan José, Andrés, Rafael Tomás y Alicia Helena.

Carrera política de Rafael Caldera

El inicio de la carrera política de Rafael Caldera vienen dados desde su época como estudiante. Esto debido a que en su lugar de estudios sería integrante de la Federación de Estudiantes de Venezuela.

Allí tendría la oportunidad de conocer a Rómulo Betancourt, Raúl Leoni, entre otros compañeros, quienes llegarían a formar parte de la “Generación del 28”, los cuales intentaron sacar del poder al dictador Juan Vicente Gómez en 1928.

A pesar de formar parte de esta organización estudiantil, finalmente se separa de ellos debido a que comenzó a diferir de ciertos ideales que comenzaron a implementarse relacionados con la educación libre y la instrucción católica.

Por esta razón ¿Qué pasaría con él? ¿Se quedaría de brazos cruzados? ¡No, qué va! Al ver que ya no formaba parte de esta federación, creó su propia dirigencia de nombre “Unión Nacional Estudiantil” (UNE).

Esta agrupación tenía como premisa ideas democráticas relacionadas con la fe cristiana, con las que se buscaba el progreso del país. No obstante, en un principio no la tuvo nada fácil ya que fue encarcelado en más de una oportunidad.

Al graduarse y convertirse en abogado crearía un movimiento de nombre “Acción Nacional” (AN) con el que buscaba participar en las elecciones municipales. Sin embargo, este fue un movimiento efímero, es decir, duró muy poco tiempo debido a que serviría como base para la fundación de un partido que llevaría el mismo nombre.

Con el apoyo de esta organización política, saltaría de felicidad debido a que sería electo como diputado ante el Congreso Nacional por su estado natal, Yaracuy, para el período legislativo 1941 – 1945. Este sería su primer cargo político que ejercería durante toda su vida.

¿Sabías qué? En 1941, Rafael Caldera se convirtió en el diputado más joven en toda la historia venezolana para ese momento.

Con este puesto tan destacado, participaría en debates sumamente importantes para la vida nacional, como por ejemplo aquellos relacionados con reformar el Código Civil vigente para la época y el tratado fronterizo con Colombia.

Al concluir el período para el cual fue elegido como diputado, sería llamado por la Junta Revolucionaria de Gobierno presidida por Rómulo Betancourt, para que se desempeñara como el Procurador General de la República.

¡Imagínate! Le tocó ser nada más y nada menos que el abogado de la nación venezolana que tenía que velar por los bienes y propiedades de la República. A pesar de tener esta responsabilidad, su activismo político no finalizaría.

En 1946, Rafael Caldera fundaría el Comité de Organización Política Electoral Independiente, el cual sería conocido como COPEI. Este partido estaría centrado en la política social cristiana y con el cual se quería reformar ciertos aspectos de la vida nacional, así como también conseguir la paz.

La creación de esta tolda hace que comience un conflicto de intereses con el gobierno para el cual él trabajaba, debido a que eran de una alineación política distinta. Recuerda que los miembros de la Junta Revolucionaria de Gobierno de 1945 eran adecos.

Ante eso y para evitar entrar en confrontaciones, decide renunciar a su cargo de Procurador y comenzar a hacer campaña política con su partido recién creado. Gracias a esa acción, sería elegido como diputado ante la Asamblea Nacional Constituyente de 1946 con la que se buscaba redactar una nueva Constitución.

Al ser promulgada esta Carta Magna era necesario convocar elecciones presidenciales por medio del voto secreto, universal y directo para así elegir al presidente de la República. Obviamente, Caldera no iba a perder esta oportunidad, por lo que lanza su candidatura.

En estos comicios estuvo a puntico de ganar la presidencia, quedando de segundo lugar por detrás del maestro Rómulo Gallegos, quien se alzó con la victoria. Pero, el gobierno de Gallegos no duraría mucho porque nueve meses después sería derrocado por un golpe militar.

A raíz de esto, comenzaría a dirigir el país una Junta Militar de Gobierno, presidida por Carlos Delgado Chalbaud y luego por Germán Suárez Flamerich. A pesar de que varios dirigentes políticos fueron expulsados de Venezuela, Caldera se mantuvo en el país haciendo vida pública y manifestando oposición al régimen.

En 1952, esta Junta convocaría elecciones para elegir a una nueva Asamblea Nacional Constituyente. En estos comicios participaría como candidato, resultando electo. No obstante, nunca llegó a ejercer este cargo debido a que lo abandonó en señal de protesta por el fraude electoral que se cometió.

Durante la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, tuvo que enfrentarse a serias dificultades. Dentro de estas están el ser perseguido y encarcelado en varias ocasiones, sin contar que en un momento el régimen le explotó una bomba cerca de su casa que atentó contra su vida y la de su familia.

Al acercarse el final de 1957, sería arrestado y encarcelado por un gran tiempo siendo sometido a torturas, debido a que se estaba vislumbrando su candidatura unitaria para las elecciones presidenciales que tenían que realizarse ese mismo año.

Luego de unos meses en prisión, sale al exilio en Nueva York donde se encuentra con Rómulo Betancourt y Jóvito Villalba. Con ellos comienza a discutir el futuro de la nación venezolana luego de que la dictadura cayera, evento que sucedió el 23 de enero de 1958.

Al regresar a Venezuela, Rafael Caldera firmaría con ellos el llamado “Pacto de Punto Fijo” en su residencia, la Quinta Punto Fijo, con los que se comprometía a respetar el resultado de las futuras elecciones y crear gabinetes ministeriales con miembros de todas las fracciones políticas.

Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera
Rómulo Betancourt, Jóvito Villalba y Rafael Caldera.

A pesar de este convenio, para las elecciones de finales de 1958 no se logró llegar a un candidato único. Ante esto, su partido COPEI lo presenta nuevamente como candidato presidencial.

Desafortunadamente para él, pierde por segunda vez las elecciones, quedando de tercer lugar, detrás de Rómulo Betancourt y Wolfgang Larrazábal. A pesar de esta derrota, no se dio por vencido, ya que presentaría su nombre como candidato a diputado ante el Congreso, cosa que finalmente logra.

Siendo legislador en este período, tendría una influencia decisiva e importantísima en la redacción de la Constitución Nacional que se promulgaría en 1961. En 1963, volvería a presentarse como candidato a la presidencia, pensando que a la tercera va la vencida.

Pero… adivina ¿qué? Volvería a perder, quedando de segundo lugar detrás del candidato ganador de Acción Democrática, Raúl Leoni. Durante el gobierno de este, el partido copeyano abandonaría su participación en el gabinete, pasando a ser el principal partido de oposición.

Para 1968, vuelve a aparecer como el candidato presidencial por COPEI. Este sería su cuarto intento de llegar al poder. Cuál sería su sorpresa que después de años de lucha y tantos intentos, el pueblo venezolano lo elegiría presidente con un total de 1.082.941 votos.

Tomaría posesión de su cargo el 11 de marzo de 1969, recibiendo el poder de manos del presidente Raúl Leoni. De esta manera inicia el primer gobierno de Rafael Caldera para el período presidencial de 1969 a 1974.

Raúl Leoni y Rafael Caldera
Raúl Leoni junto a Rafael Caldera, después de haberle cedido la banda presidencial.

Primer gobierno de Rafael Caldera (1969 – 1974)

¿Quisieras escuchar el discurso inaugural de la primera presidencia de Rafael Caldera al momento de tomar el poder? Si así lo deseas te animamos a ver el siguiente vídeo.

Rafael Caldera llega a la presidencia de la República bajo el lema del “Cambio”. Desde el primer momento su gobierno inició una política de pacificación debido a que el país se encontraba enguerrillado desde hacía algún tiempo, siendo este uno de sus mayores logros.

Gracias a eso, logró la reincorporación al juego político y sobre todo al sistema democrático del Partido Comunista de Venezuela (PCV) y del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), los cuales eran las organizaciones políticas que habían tomado las armas desde 1960.

Por otro lado, una de las características sobresalientes del gobierno de Rafael Caldera es que se realizó una reforma educativa muy beneficiosa, así como también la nacionalización del gas y el incentivo del desarrollo de las regiones de la nación venezolana.

A su misma vez comenzó con un programa de construcción de viviendas y de promoción popular. Además, comenzaría con la llamada “Conquista del Sur”, plan que buscaba incorporar a los estados del sur (Bolívar, Amazonas y Apure) en la actividad económica nacional.

Hablando del aspecto internacional, cambió la conocida “Doctrina Betancourt”, con la que se rechazaba cualquier gobierno surgido de forma ilegal, por una de “solidaridad pluralista latinoamericana”.

En el marco de esto, estableció relaciones diplomáticas con países comunistas como Cuba y China, las cuales estaban rotas. Por otro lado, Venezuela ingresa al Pacto Andino y se firma el Protocolo de Puerto España, que detiene las negociaciones del Esequibo con Guyana por espacio de doce años.

Rafael Caldera en el Congreso
El presidente Rafael Caldera junto a la primera dama Alicia Pietri de Caldera, llegando al Congreso Nacional para su mensaje a la Nación a comienzos de 1970.

Política petrolera

Hablando del petróleo, durante el mandato de Rafael Caldera se mantuvieron los mismos aspectos de la política petrolera seguida por los gobiernos anteriores. No obstante, no todo fue igual debido a que a partir de aquí inició una presión de la opinión nacional en el sentido de que se fueran tomando las decisiones acerca de lo que iba a pasar en 1983.

¿Y qué iba a pasar ese año? Pues, se vencían las primeras concesiones acordadas con las compañías petroleras. Es allí cuando comienza una gran discusión con la que se buscaba tomar las medidas necesarias para revertir esas concesiones pero a la nación venezolana.

Dentro de estas medidas estaban que el Estado venezolano tuviera acceso a las maquinarias, instalaciones, oleoductos y todos los bienes necesarios para que después de 1983, Venezuela pudiera seguir operando la industria petrolera tranquilamente.

Por supuesto, las petroleras al observar lo que les venía, comenzaron a tomar acción para evitar que los bienes que habían estado utilizando pasaran al Estado. Ante esto, su gobierno tomó las medidas necesarias para evitarlo.

De esta manera, es como se crea la Ley sobre Bienes Afectos a Reversión en las Concesiones de Hidrocarburos, con la que se hacía ver que todas las instalaciones, accesorios y equipos que se utilizaban era materia de utilidad pública.

Otro paso positivo en materia petrolera, es que durante su mandato se aprobó la Ley que reserva al Estado la Industria del Gas Natural. En pocas palabras, nacionalizó el gas venezolano.

Ante esto, crea el Complejo Petroquímico de “El Tablazo”, empresa que tendría la responsabilidad de industrializar el gas y otros hidrocarburos.

Rafael Caldera en El Tablazo
El presidente Rafael Caldera y la primera dama Alicia Pietri de Caldera, en la inauguración del Complejo Petroquímico «El Tablazo».

Política económica

Al referirnos a los aspectos económicos del gobierno de Rafael Caldera tenemos que no hubo cambios esenciales en la política económica. Sin embargo, si hubo ciertas acciones que son dignas que puedas saber.

Una de ellas sería el anuncio de una reforma tributaria, pero que al final se quedó en el papel debido a que no fue implementada. En cambio, si se avanzó en cuanto al aspecto integracionista, es decir, unir a Venezuela con otros países para así trabajar mancomunadamente y percibir beneficios económicos.

Una prueba de eso es que comenzaron a realizarse distintos foros y reuniones a lo largo y ancho del territorio nacional con el objetivo de discutir la posibilidad del ingreso de Venezuela al Pacto subregional Andino, que había comenzado en 1969 cuando Bolivia, Colombia, Perú y Ecuador se unieron firmando el Acuerdo de Cartagena.

Luego de estas discusiones, el 13 de febrero de 1973, Venezuela ingresa al Pacto Andino, firmando el documento llamado Consenso de Lima, en el que se aceptaban las condiciones planteadas por su gobierno.

A su misma vez, durante este período presidencial comenzó una pequeña alza de precios, que venía dada por causas internas y externas. Entre las internas, estaban la incapacidad de la industria y de la agricultura del país para abastecer al mercado nacional.

Entre las externas, la inflación mundial tuvo su impacto en la nación venezolana, debido a que aumentó el precio de los productos que se importaban. A pesar de estas condiciones, hubo un crecimiento económico del 5% en los cinco años que gobernó y la inflación se mantuvo por el orden de 3,3% cada año.

A su misma vez, hizo que aumentara el valor del bolívar en dos oportunidades, llevándolo a la tasa de 4.30 bolívares por dólar.

Política social

Los aspectos sociales de la primera presidencia de Rafael Caldera vendrán dados por la vivienda y la educación. En cuanto al primer punto, no pudo llevar a cabo su promesa electoral de construir 100.000 viviendas por año debido a que el Congreso, dominado por opositores, le negó los recursos.

A pesar de esta negativa, hizo un esfuerzo para la construcción de viviendas para el pueblo, llegando a la cantidad de 108.000 casas construidas en 1973. En total, durante su período presidencial se edificaron casi 300.000 viviendas.

A su misma vez, tenía un proyecto bastante novedoso que buscaba equipar los barrios con la mayor cantidad posible de servicios públicos y de otros beneficios. Lamentablemente, no se pudo hacer realidad por la negativa del Congreso.

Con respecto a la educación, hizo un gran aporte a la sociedad estudiantil, que en muchos casos se encuentra vigente hasta el día de hoy. En cuanto a estos están la creación por todo el país de Colegios Universitarios e Institutos de Tecnología.

Sin que esto fuera suficiente, se construyeron un sinfín de institutos de educación media y universitaria, llegando a duplicar e inclusive triplicar los que ya existían para la época.

De la misma manera, Caldera promovió la fundación de múltiples universidades, como por ejemplo la Universidad del Táchira, la Universidad Simón Rodríguez y la Universidad Simón Bolívar.

Rafael Caldera en la Universidad Simón Bolívar
Rafael Caldera en el discurso de inauguración de la Universidad Simón Bolívar.

También, su esposa Alicia Pietri de Caldera, en su papel de primera dama, jugaría un papel fundamental en el aspecto social, debido a que presidió la Fundación Festival del Niño, organización creada por su antecesora Menca de Leoni.

Con esta responsabilidad, impulsaría la creación de programas vacacionales y recreativos para los niños venezolanos, así como también la fundación del Museo de los Niños.

Obras de gobierno

Durante el tiempo que estuvo Rafael Caldera como presidente se construyeron una gran cantidad de obras. Las más destacadas son las que se describen a continuación:

  • El Museo de Arte Contemporáneo.
  • El Poliedro de Caracas.
  • El Museo de Arte Moderno.
  • Prolongación de la Avenida Boyacá (Cota Mil) en Caracas.
  • La Autopista Prados del Este.
  • La fase tres y cuatro de la Represa del Guri.
  • El Hospital Miguel Pérez Carreño.
  • Los edificios del Banco Central de Venezuela, Ministerio de Educación y los Tribunales de la República en la capital.
Rafael Caldera inaugurando una obra
El presidente Rafael Caldera junto a la primera dama Alicia Pietri de Caldera, inaugurando el Museo Jesús Soto.

Rafael Caldera, después de su primera presidencia

Al concluir el período para el cual fue electo, Rafael Caldera le entrega el poder a quien resultó vencedor en las elecciones de 1973, el candidato por Acción Democrática (AD), Carlos Andrés Pérez.

Rafael Caldera y Carlos Andrés Pérez
Rafael Caldera entregándole la banda presidencial a Carlos Andrés Pérez.

Fuera del gobierno ¿Qué pasaría con él? ¿Se alejaría de la vida pública? ¡No, qué va! De inmediato comenzaría a beneficiarse de una disposición constitucional que establecía que toda persona que hubiese ejercido la presidencia sería Senador Vitalicio ante el Congreso.

Con este cargo, participaría en debates de gran importancia para el país, como por ejemplo en las discusiones de las leyes de Régimen Municipal y de Nacionalización del Petróleo.

En 1978, presenta a Luis Herrera Campíns como candidato presidencial de su partido ante los comicios que se realizarían ese mismo año. Como presidente de COPEI, lo acompañó en varias cuñas comerciales y mítines populares.

A mediados de 1979, comenzaría un auge de su carrera como político y académico en el plano internacional, debido a que fue nombrado presidente del Consejo Mundial de Reforma Agraria, celebrado en Italia.

Meses más tarde, llegaría a presidir la Unión Interparlamentaria Mundial. Sin que esto fuera suficiente, en 1980 sería llamado por el secretario de las Naciones Unidas con el objetivo de ofrecerle la presidencia de una comisión que buscaba crear la Universidad de la Paz, puesto que finalmente acepta.

Al regresar a Venezuela, busca la manera de llegar nuevamente al poder. Es así como en 1983 se presenta como candidato a presidente en las elecciones que más tarde perdería ante el candidato por AD, Jaime Lusinchi, quedando de segundo lugar.

Ante esto, en 1985 comenzaría a desempeñarse en el Congreso como presidente de la Comisión Bicameral que buscaba reformar la Ley del Trabajo. Dos años más tarde, intentaría nuevamente llegar a la presidencia, pero no lo logra debido a que pierde la candidatura de su partido COPEI, ante Eduardo Fernández.

¿Sabías qué? Rafael Caldera ha sido el venezolano con más candidaturas presidenciales, llegando a un total de 6, siendo electo en dos oportunidades.

Ese mismo año (1987) el papa Juan Pablo II le extendería la invitación a Roma para que fuera el discursante de honor ante la celebración de los veinte años de la publicación de una encíclica del papa Pablo VI.

Rafael Caldera y Juan Pablo II
Rafael Caldera y Alicia Pietri junto a Juan Pablo II.

En 1992, a raíz del golpe de Estado dirigido por Hugo Chávez contra el gobierno de Carlos Andrés Pérez, Caldera sorprende a la nación venezolana con un discurso en el seno del Congreso donde en cierta manera justificó este movimiento militar debido a la crisis que vivía Venezuela para ese momento.

Si quieres escuchar un fragmento del discurso con el que Rafael Caldera causó impacto en la nación venezolana producto del golpe de Estado del 04 de febrero de 1992 te animamos a ver el siguiente vídeo.

Por supuesto, esto hizo que ganara una gran popularidad en la población, circunstancia que aprovechó para intentar por sexta vez llegar al poder nuevamente. No obstante, en esta etapa de su vida no la tuvo fácil.

Esto debido a que COPEI, el propio partido que había fundado, lo excluye de entre sus miembros. Ante eso, funda una nueva organización política de nombre Convergencia, que con el apoyo de esta y otras toldas forman una coalición que sería conocida como “El Chiripero”.

Finalmente el 05 de diciembre de 1993, resulta electo como presidente de la República para el período presidencial de 1994 a 1999. Tomaría posesión de su cargo el 02 de febrero de 1994, iniciando así el segundo gobierno de Rafael Caldera.

Segundo gobierno de Rafael Caldera (1994 – 1999)

Rafael Caldera pronunciando su discurso inaugural de su segunda presidencia
Rafael Caldera pronunciando el discurso inaugural de su segunda presidencia.

A pesar de ser una persona de la tercera edad y contando con 78 años, Rafael Caldera pone en marcha su segunda presidencia. En esta gestión se concentró en poder restituir la armonía de la nación que había sido exaltada por dos intentos de golpes de Estado en 1992.

A su misma vez, fijó sus esfuerzos en la recuperación de la grave crisis económica en la que se encontraba el país para ese momento. Una prueba de eso es que los primeros dos años de su gobierno estuvieron basados en una vuelta a la política del proteccionismo de Estado en todos los aspectos de la vida nacional.

¿Sabías qué? Rafael Caldera ha sido el único presidente de Venezuela nacido en el estado Yaracuy.

Aspectos económicos

Durante este segundo mandato, Venezuela se enfrentó a la mayor crisis financiera de toda su historia, la cual venía dada por una crisis bancaria que afectó como nunca antes la economía de la nación venezolana.

El problema comenzó debido a que una cantidad considerable de bancos no tuvieron el dinero suficiente para seguir operando, por lo que tuvieron que ser intervenidos. Esta crisis le permitió implantar una medida de control de cambio de divisas.

No obstante, el remedio fue peor que la enfermedad. Porque aunque esta medida iba encaminada a detener la gran fuga de dinero que había, al final lo que hizo fue incentivar la creación de un mercado paralelo de ventas de divisas que terminó por arruinar las reservas internacionales.

Sin que esto fuera suficiente, los fondos que se habían destinado para la recuperación de los bancos fueron utilizados de manera incorrecta por los propios banqueros, colocando sus propias divisas en el exterior.

Ante esto, Rafael Caldera tuvo que comenzar con un programa de política económica destinada a la recuperación, el cual llamó “Agenda Venezuela”. Estas medidas no eran otras que las del programa de ajuste del gobierno anterior, presidido por Carlos Andrés Pérez.

Para añadirle más leña al fuego, los precios del petróleo comenzaron a bajar significativamente. Esto hizo que en 1994 recortara el presupuesto nacional y comenzara con una reformación de leyes tributarias con el objetivo de que el Estado percibiera más ingresos.

Todo esto hizo que la situación económica venezolana, que no andaba bien desde hacía unos cuantos años, fuera empeorando más y más, aumentando el empobrecimiento de la población y el deterioro de los servicios públicos.

Una prueba de ello son los índices macroeconómicos que se mantuvieron en los cinco años de su período presidencial, donde en tres años (1994, 1996 y 1998) se contrajo la economía nacional, llegando a un porcentaje que rondaba entre el -0,50% y -2,3%.

Aspectos sociales

A pesar de la difícil situación económica del segundo mandato de Rafael Caldera, los aspectos sociales se mantuvieron a un muy buen ritmo e inclusive se expandió en muchas áreas. Un ejemplo de esto sería los Hogares de Cuidado Diario y las becas alimentarias.

A su misma vez creó el Programa de Alimentación Materno Infantil y el Programa de Alimentos Estratégicos (PROAL) con el que buscaba satisfacer las necesidades alimentarias de los ciudadanos más pobres.

También implementó el SUNET, organización gubernamental que les proveía los medicamentos a las personas de escasos recursos. Por otro lado, su esposa Alicia Pietri de Caldera encabezó un programa llamado “Un cariño para mi ciudad”.

Este plan era para el cuidado y embellecimiento de las áreas públicas de distintas ciudades del territorio nacional, con el apoyo del sector privado.

Aspectos políticos

Con respecto a los aspectos políticos, Rafael Caldera mantuvo el mismo espíritu de pacificación y concordia que había demostrado en su primer gobierno. Ante eso, les otorgó un sobreseimiento de causa a los participantes de los intentos de golpes de Estado perpetrados en 1992.

Uno de esos beneficiarios sería Hugo Chávez, cabeza de la intentona golpista ocurrida el 04 de febrero del 92, lo que le permitió salir de la cárcel y disfrutar de plena libertad a pesar del delito de rebelión militar que había cometido.

Hugo Chávez y Rafael Caldera
Hugo Chávez y Rafael Caldera.

En el plano personal, tuvo un gran debilitamiento político al momento de asumir el poder por segunda ocasión, cosa que se vio durante la campaña electoral cuando su partido COPEI se divide y gran parte de su militancia apoya su candidatura bajo el nombre de un nuevo partido político, llamado Convergencia.

Obras de gobierno

Durante su segundo gobierno, Rafael Caldera inauguró una muy buena cantidad de obras. Dentro de estas están las siguientes:

  • La línea 3 del Metro de Caracas.
  • El Museo Jacobo Borges.
  • La autopista Rómulo Betancourt.
  • La autopista José Antonio Páez, con la que se une los estados Barinas, Cojedes y Portuguesa.
  • El Museo Cruz Diez.
  • La carretera Mérida – El Vigía.

Últimos años de Rafael Caldera

El 02 de febrero de 1999 Rafael Caldera le entrega el poder al teniente coronel Hugo Chávez, ganador de las elecciones presidenciales realizadas a finales de 1998, produciéndose así la conclusión del segundo gobierno de Rafael Caldera.

Apartado de la presidencia, Caldera siguió siendo una figura pública bastante respetada y seguida del país.

Rafael Caldera en la toma de posesión de Hugo Chávez
Rafael Caldera en la toma de posesión de Hugo Chávez.

Haciendo uso de este reconocimiento, muestra su rechazo a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente que provenía del nuevo mandatario. Finalmente esta es electa y promulga una nueva Constitución en 1999.

Esto le trajo un problema… ¿Cuál sería? Que ya no sería senador vitalicio ante el Congreso debido a que esta figura había sido eliminada en la nueva carta magna. Ante eso, no le quedó más remedio que vivir de su jubilación por haber sido parlamentario.

A medida que pasaba el tiempo, su salud comenzó a deteriorarse significativamente. Empezó a sufrir de Parkinson, enfermedad que lo fue aislando poco a poco. Es así como al acercarse la Nochebuena del año 2009, comienza a agonizar.

Finalmente, el 24 de diciembre de ese mismo año su vida terminaría al producirse su muerte a los 93 años de edad y a tan solo un mes de cumplir nada más y nada menos que 94 años. Por poquito llegó a vivir un siglo. ¡Sorprendente! ¿Verdad?

Luego de ser velado, sería llevado a su última morada en el Cementerio del Este, lugar de su eterno descanso.

Conclusiones

En resumen, ¿Quién fue Rafael Caldera? Haciendo una biografía corta de su vida y obra, fue un hombre con una gran preparación intelectual, llegando a ser catalogado como el mejor orador que ha tenido Venezuela a lo largo de su historia ¡Imagínate tú!

Tuvo una vida en la que se desarrolló en distintas áreas, llegando a ser Doctor en Ciencias Políticas, fundador del partido social cristiano COPEI y sin que esto fuera suficiente también se desempeñó como profesor universitario.

Sin duda, la obra que realizó durante los dos períodos que estuvo al frente de la nación venezolana y a lo que hizo en su gobierno, harán que Rafael Caldera sea recordado por la eternidad como el presidente de la pacificación y como uno de los fundadores del período democrático en la tierra que lo vio nacer.

¿Qué opinión te merece esta información? ¡Coméntanos!

Somos amantes de la historia venezolana. ¿Qué te parece este artículo? Si tienes alguna duda o comentario, háznosla saber y en breve tendrás respuesta. Te invitamos a que puedas compartir este artículo en tus redes sociales si te gustó.

Nos interesa saber tu opinión ¡Comenta!

Configuración